jueves, 29 de noviembre de 2012

REGISTRADA UNA FINCA DE LA FAMILIA DE LA MADRE DE LOS BEBÉS CONGELADOS

Pilas (Sevilla), 28 nov (EFE).- Miembros de la Guardia Civil y de los bomberos están registrando en Pilas (Sevilla) una finca de la familia de la supuesta madre de los dos bebés que fueron encontrados muertos en dos congeladores de su vivienda.
Pilas (Sevilla), 28 nov (EFE).- Miembros de la Guardia Civil y de los bomberos están registrando en Pilas (Sevilla) una finca de la familia de la supuesta madre de los dos bebés que fueron encontrados muertos en dos congeladores de su vivienda.


En la finca, que es un olivar en el que no hay casa, situado en el Camino Corredor Verde, se va a inspeccionar a fondo un pozo por parte de los bomberos.
Desde poco después de las 10 horas el juez está supervisando los trabajos de la Guardia Civil, que también cuenta con unidades caninas que han inspeccionado el terreno.
Numerosos medios de comunicación se han congregado en las puertas de la finca, aunque a petición del juez la Policía Local ha cortado el acceso a esa parte del camino.
Cuando finalice esta inspección, el juez titular de instrucción 3 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) se desplazará al juzgado para continuar la toma de declaración a las personas relacionadas con los hallazgos.
La supuesta madre, Sara L.H., participó ayer en el registro de su casa y de la finca y ha dicho al juez que no recuerda un segundo embarazo.
La mujer tiene otros dos hijos de 11 y 14 años, se encuentra embarazada de ocho meses y, según sus declaraciones, en todos los casos el padre es su actual marido.
El bebé hallado ayer fue localizado por el marido de la acusada en un segundo congelador que pasó desapercibido a la Guardia Civil cuando registró la casa tras el hallazgo del primer recién nacido.
En el caso del primer bebé, localizado el 9 de noviembre, los forenses determinaron que había nacido unos 17 meses antes de ser encontrado.
Un avance de autopsia determinó que ese bebé nació vivo, aunque Sara defiende que creyó que estaba muerto, que era un hijo deseado y que lo guardó en el congelador para no desprenderse de él.
Tras el levantamiento del cadáver por el juez de guardia, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia.
(Agencia EFE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada