lunes, 30 de abril de 2012

MUERE UN NIÑO DE TRES AÑOS EN UN INCENDIO EN UNA VIVIENDA DE LA PUEBLA DE CAZALLA


Un niño de menos de tres años de edad ha fallecido este domingo en un incendio producido en una vivienda de la localidad sevillana de La Puebla de Cazalla. El fuego se declaró en el salón de la vivienda, poco antes del mediodía. Numerosas llamadas alertaban al 112 de que se había declarado el incendio en el número 36b de la calle Marchena de esta localidad, en pleno centro.
En el momento del incendio se encontraban en la vivienda una madre con sus dos hijos menores de edad, una niña de cuatro meses y el niño de cerca de tres años, según fuentes policiales, que cita Europa Press.
Cuando se declaró el fuego, la madre se encontraba en la planta superior del domicilio, junto con el bebé, mientras que el niño había ido momentáneamente a la planta de abajo. La mujer, al percatarse de las llamas, pudo salvar a la pequeña, pero no consiguió sacar al niño. La madre ha tenido que ser atendida por una grave crisis de ansiedad.
Las causas que han originado el incendio, que ha afectado únicamente a esta vivienda unifamiliar y que ya ha sido extinguido, no han trascendido por el momento. Asimismo, se espera que acuda al lugar el médico forense para confirmar las causas de la muerte del menor.
La Guardia Civil baraja como hipótesis, por las primeras pruebas recogidas, que el fuego podría haberse originado por la combustión de una prenda textil o ropa de la camilla sobre una estufa eléctrica. Los bomberos no creen que haya sido por un cortocircuito, dada la reciente construcción del edificio, de apenas dos años, lo que hace presuponer que la instalación eléctrica es correcta.
Los primeros en socorrer la vivienda fueron los vecinos, que intentaron apagar el fuego con cubos de agua. Después llegaron la Policía Local y la Guardia Civil, pero las llamas bloqueaban la puerta de entrada. El pequeño se había refugiado en un rincón de la habitación en la que se produjo el fuego. Los agentes no fueron capaces de localizarlo hasta que el fuego quedó extinguido y el niño era ya cadáver.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada